“Trato para un Trato Digno”

“Es importante la Disponibilidad de los servicios médicos debido a que de poco sirve el que haya población afiliada a alguna institución que preste este tipo de servicios si no hay la capacidad instalada en los institutos de salud para atender a las personas cuando sufren algún tipo de padecimiento.”

                                                              Incide Social

 

ISSSTE.CITAS

El día de hoy en el Hospital Regional 1 de octubre del ISSSTE, aproximadamente 80 personas dormirán en sillas de metal  para sala de espera, nada cómodas y adecuadas, estás personas no son precisamente las que se encuentran en la sala de espera, a las que me refiero son las que permanecen en corta estancia de urgencias, algunas de estas personas llevan desde el día de ayer en esta condición y al preguntar al personal médico, su respuesta es que simplemente no hay camas. Durante varias horas llamé al 554000-1000, para  presentar mi inconformidad, sobre esta situación, sin embargo al parecer se encontraban muy ocupados, me contestaban y me colgaban, el ISSSTE exhorta a llamar a este número, así que si llegan a leer este mensaje, les exhortamos a contestar para brindarnos la atención que requerimos las personas.

                    descarga

Es evidente que la capacidad de atención del Hospital Regional 1 de Octubre, ISSSTE, como seguramente de la mayoría de hospitales del sistema de salud pública en México está rebasada, no cuentan con las condiciones mínimas para garantizar el derecho de las personas,  la disponibilidad de camas, equipo médico y personal médico capacitado y ético destinados a la prestación de servicios médicos a las y los derechohabientes es deficiente/insuficiente. Así como los mecanismos de comunicación para presentar las quejas o inconformidades sobre estas situaciones, hay una total invisibilización de las personas derechohabientes, pese a los esfuerzos como la Cruzada Nacional, que de acuerdo a una publicación de la Secretaria de Salud, el ex director del ISSSTE José Reyes Baeza, expresó, Trato Para un Buen Trato es un acuerdo de voluntades para un mejor servicio, para “tratarlos como si recibiéramos al familiar más cercano”.

Anuncios

Lupus infantil y juvenil.

imagesca53jcsqPor: Mariana Cardoso Corte.

¿Qué es el lupus?

 El lupus eritematoso sistémico es una enfermedad crónica autoinmune. Se denomina crónica porque perdura en el tiempo y autoinmune porque el sistema inmunológico, que normalmente produce proteínas llamadas anticuerpos para proteger a nuestro organismo de virus, bacterias y otras sustancias extrañas, pierde su habilidad para notar la diferencia entre las partículas ajenas y sus propias células o tejidos. El sistema inmunológico en estas circunstancias produce anticuerpos llamados autoanticuerpos, que reaccionan contra tejidos propios, se acumulan y pueden causar inflamación dañando a los órganos afectados.

El término “lupus”, que significa lobo en latín, se empleó porque la enfermedad produce una erupción en alas de mariposa en la cara que evoca la cara del lobo. “Eritematoso” quiere decir rojo en griego, y alude al enrojecimiento de las lesiones de la piel. “Sistémico” hace referencia a que el lupus puede afectar a varias partes del cuerpo, especialmente la piel, las articulaciones, la sangre y los riñones.

Cuando el lupus afecta a niños y adolescentes menores de 16 años se denomina lupus eritematoso juvenil.

¿Cómo saber si se tiene lupus?

Es un gran imitador que puede simular otras enfermedades. La enfermedad en los niños y jóvenes, comienza con un cuadro de síntomas y signos similares a los de los adultos. Lo más frecuente es que después de unos meses el joven tendrá cansancio, presenten fiebre y la inflamación de los ganglios linfáticos y del brazo; además de, anemia y dolores en miembros, se presentan inflamaciones en articulaciones y algún tipo de erupción cutánea, que generalmente se exacera con la exposición al sol.

Otras características son la alta frecuencia de afección renal (glomerulonefritis poliferativa difusa). Manifestaciones cardiovasculares similares a las que ocurren en los adultos tales como pericarditis, alteración de las válvulas cardiacas y hasta arteriosclerosis prematura y acelerada, que en algunos casos puede conducir a la enfermedad coronaria y el infarto de miocardio. Dentro de las manifestaciones neurológicas, pueden presentarse el cambio del carácter o personalidad, o el deterioro del rendimiento escolar.

 ¿Qué pasa con el niño o joven con lupus?

El tratamiento con el niño y/o el adolescente con LUPUS es particularmente difícil por una serie de razones, dado que es emocionalmente inmaduro y muchas veces no puede conceptualizar la enfermedad crónica y la necesidad de un seguimiento y un tratamiento continuos.

El adolescente con lupus, debe convivir con las alteraciones del crecimiento físico y psicológico, las alteraciones de la maduración sexual, pobre autoimagen, en algunos casos baja talla, dependencia de la familia, miedo acerca del futuro, problemas académicos y de la inserción laboral.

Hoy les dejo esta reflexión: Tenemos el  derecho y obligación de cuidar nuestra salud y si somos madres el de cuidar la salud de nuestros hijos, así que asistamos al médico, prevengamos enfermedades y sigamos el  tratamiento médico para que no se complique o lleguen nuevas enfermedades.

Recordemos que la salud es integral…  ¡cuidémonos!

¿Consecuencias mentales del Lupus?

logo-diamundialdellupus

                                                                            Por Monserrat Mayén

El lupus es una enfermedad donde el sistema inmunitario se afecta y ataca a las células y tejidos sanos. Esto puede causar daño a varias partes del cuerpo como: las articulaciones, la piel, los riñones, el corazón los pulmones, los vasos sanguíneos y el cerebro.

Hablar de las consecuencias que llevan estas situaciones, sería generalizar. Por ejemplo, es posible que haya sido diagnosticado con lupus, o tal vez ha estado viviendo con lupus durante años. De cualquier manera, “es probable que haya experimentado problemas mentales y físicos como dificultad para concentrarse o dormir. También es probable que haya sentido ciertas emociones tales como tristeza, miedo, ansiedad y depresión”.

La pregunta que surge es ¿de verdad es probable que haya experimentado problemas mentales y físicos? Desde aquí comienzan a surgir esos estigmas sociales hacia la enfermedad de lupus.

La sociedad ha dejado claro que sentir emociones como tristeza, miedo, ansiedad y depresión son sinónimos de que la persona esta mal y necesita ayuda, pero ¿Por qué no dejar que lo viva y utilice ese sentimiento para mejorar en otras situaciones?

Además es obvio que cuando las personas se encuentran en una situación que les esta generando ansiedad, en este caso, el diagnostico de lupus, tenga un desequilibrio en sus emociones debido a la noticia, pero si no lo se presenta tampoco significa que este mal la persona. La incertidumbre sobre el futuro también es un aspecto importante, ya que tener una enfermedad crónica e impredecible puede crear inseguridad y ansiedad. La persona puede llegar a preguntarse cómo progresará la enfermedad, si será capaz de mantenerse independiente, o cómo se va a controlar física y financieramente.

La literatura nos dice que hay efectos mentales debido a los medicamentos que se usan, por ejemplo:

  • La disfunción cognitiva: Muchas personas con lupus experimentan una variedad de problemas relacionados, incluyendo el olvido o la dificultad para pensar. Se puede describir estos problemas como sentirse “embrollado” o estar en una “niebla de lupus.” Estos problemas a menudo coinciden con períodos de mayor actividad de la enfermedad, o brotes. Sin embargo, los problemas cognitivos también pueden ser síntomas de depresión.
  • Los cambios de humor y cambios de personalidad: Las personas con lupus pueden tener cambios impredecibles en los estados de ánimo y rasgos de personalidad. Esto puede incluir el sentimiento de enojo e irritabilidad.

No sabemos si realmente sea una consecuencia por los medicamentos ingeridos o sea una reacción psicológica de la persona

Charla-taller: Derecho a la Salud, Salud Alimentaria, Nutrición y Cáncer

Jornadas Itinerantes por nuestro Derecho a la Salud Integral

Son espacios de encuentros de diálogo y reflexión colectivas, en relación al derecho a la salud integral en está ocasión llevaremos a cabo la charla-taller Derecho a la Salud, Salud Alimentaria, Nutrición y Cáncer, nos acompañará Yazmin Campos de La Digna Huerta para compartir de salud alimentaria.

Participa y compartamos los saberes, dudas y procesos colectivos más activos.

La entrada es libre, el lugar de la charla es en el Museo Casa de la Memoria Indómita que se encuentra en Regina esq. 20 de Noviembre a unas calles del metro Pino Suárez.

afiche_SAN

Salud ambiental y cambio climático.


calentamiento-global-naturaleza-medioambiente-pintado-por-camila2313-9792093Por Monserrat Mayén

Momento de actuar: cambio climático y salud

El cambio climático constituye una nueva e importante amenaza para la salud, y modifica la manera en que debemos considerar la protección de las poblaciones vulnerables.

La OMS cuenta con un plan activo y de larga data para proteger la salud del cambio climático, que se guía por una resolución de la Asamblea Mundial de la Salud.

Por intermedio de sus oficinas en los países y regionales, así como su sede, la Organización proporciona datos científicos y apoya la creación de capacidad y la ejecución de proyectos para fortalecer la respuesta del sistema de salud al cambio climático y para procurar que la salud sea debidamente considerada en las decisiones adoptadas por otros sectores, como el de la energía y el de los transportes. La OMS también le da voz al sector de la salud dentro de la respuesta general de las Naciones Unidas a este desafío mundial.

Hay pruebas abrumadoras de que las actividades humanas están afectando al clima mundial, lo cual tiene graves repercusiones en la salud pública. El calentamiento global tiene consecuencias que ponen en riesgo la salud, tales como los fenómenos meteorológicos catastróficos, la variabilidad de los climas, que afecta a los suministros de agua y alimentos, los cambios de la distribución de los brotes de enfermedades infecciosas o las enfermedades emergentes relacionadas con los cambios de los ecosistemas.

Las repercusiones sanitarias del cambio climático ya se están haciendo sentir: aumento del número de fallecidos por olas de calor, aumento de los desastres naturales tales como las inundaciones, y cambios de la distribución de enfermedades potencialmente mortales transmitidas por vectores, tales como el paludismo.

El cambio climático tendrá profundas consecuencias negativas en algunos de los determinantes sociales y ambientales de la salud, como los alimentos, el aire y el agua, si continua. Así que es momento de tomar conciencia y empezar a actuar sobre esta problemática que nos está invadiendo.

Cambios climáticos que afectan la salud

Los peligros ambientales de gran escala y alcance mundial que amenazan la salud humana comprenden el cambio climático, el agotamiento de la capa estratosférica de ozono, la pérdida de diversidad biológica, cambios en los sistemas hidrológicos y en las reservas de agua dulce, la degradación de la tierra y las presiones ejercidas sobre los sistemas de producción de alimentos.

Para apreciar esta escala y el tipo de influencia en la salud humana se requiere una nueva perspectiva concentrada en los ecosistemas y en el reconocimiento de que el fundamento de una buena salud de las poblaciones en el largo plazo depende en gran parte de que los sistemas que mantienen la vida en la biosfera conserven su estabilidad y buen funcionamiento. Además, conlleva un reconocimiento de la complejidad de los sistemas de los cuales dependemos.

Proteger la salud del cambio climático planetario exige la gestión a muchos niveles, desde los factores sociales y económicos que impulsan el cambio hasta los peligros y exposiciones resultantes para los grupos humanos.

La OMS apoya este vínculo de los programas de acción ambiental y sanitario, por ejemplo aportando asesoramiento en materia de salud a los convenios de las Naciones Unidas sobre el cambio climático, la biodiversidad y la desertificación, y asesorando al sector de la salud sobre las respuestas necesarias para abordar los riesgos para la salud que plantea el cambio ambiental en gran escala.

En la Asamblea Mundial de la Salud de 2008 los Estados Miembros pidieron a la OMS que preparase un plan mundial de trabajo para apoyar a los Estados Miembros en la esfera del cambio climático y la protección de la salud.

El plan de trabajo de la OMS sobre el cambio climático, aprobado por el Consejo Ejecutivo en 2009, persigue cuatro objetivos principales:

  1. Promoción y concientización
  2. Fortalecimiento de las alianzas
  3. Mejoramiento de los datos científicos
  4. Fortalecer los sistemas de salud

Consecuencias del cambio climático

Según las evaluaciones de impacto realizadas en varios países europeos y la investigación llevada cabo con ayuda de la UE y la OMS-Europa, se espera que el cambio climático tenga impactos en la epidemiología de muchas enfermedades y afecciones.

El cambio climático va a afectar a la salud humana, ya sea de manera directa —efectos fisiológicos de calor y frío— o indirecta, por ejemplo, alterando los comportamientos, como migraciones forzosas o más tiempo al aire libre; agravando la propagación de enfermedades transmitidas por alimentos o vectores, o acarreando otros efectos, como las inundaciones.

No todos los cambios relacionados con el clima son negativos para la salud humana. En las áreas templadas, los inviernos más suaves causarán menos muertes relacionadas con el frío. Dentro de las casas mejorará la calidad del ambiente, ya que las medidas para mantener temperaturas agradables serán menos importantes. Quienes trabajen al aire libre se verán menos afectados por el frío durante la temporada invernal, lo que hará que mejore su productividad. La agricultura y la producción de alimentos se beneficiarán de una temporada de crecimiento más larga y de más precipitaciones, al igual que la jardinería y otras actividades al aire libre.

Ahora bien, refiriéndonos a las consecuencias; en Europa, la mayor preocupación estriba en la mortalidad y morbilidad por el calor, debido a aumentos de las temperaturas anuales y los valores extremos, aunque en estos problemas también influyen cambios socioeconómicos vinculados al aumento de la población, su distribución por edades y otros factores, como las migraciones. Se calcula que en los países europeos, la mortalidad aumenta entre un 1 y un 4 % por cada grado que suba la temperatura, con lo que la mortalidad por el calor podría crecer en 30 000 muertes al año para la década de 2030 y entre 50 000 y 110 000 para los años ochenta de este siglo. Los ancianos, con menos capacidad para controlar y regular la temperatura corporal, corren mayor riesgo de muerte por golpes de calor o trastornos cardiovasculares, renales, respiratorios y metabólicos. Si bien las cifras totales de muertes están muy relacionadas con el tamaño de la población, los cambios en los índices de mortalidad pueden ser mucho mayores en las regiones donde las condiciones conducen a un mayor calentamiento.

Consecuencias a la salud por la exposición a los Rayos UV

Los rayos ultravioleta son consecuencia de un agotamiento del ozono estratosférico. Las consecuencias que se presentan en nuestra salud son varias:

  • Inicia y promueve el cáncer a la piel maligno y no maligno.
  • El 90% de los cánceres de piel se atribuyen a los rayos UV-B y se supone que una disminución en la capa de ozono de un 1% podría incidir en aumentos de un 4 a un 6% de distintos tipos de cáncer de piel, aunque esto no está tan claro en el más maligno de todos: el melanoma, cuya relación con exposiciones cortas pero intensas a los rayos UV parece notoria, aunque poco comprendida y puede llegar a manifestarse hasta ¡20 años después de la sobre exposición al sol!.
  • Daña el sistema inmunológico, exponiendo a la persona a la acción de varias bacterias y virus.
  • Provoca daño a los ojos, incluyendo cataratas.
  • La exposición a dosis altas de rayos UV puede dañar los ojos, especialmente la córnea que absorbe muy fácil estas radiaciones. A veces se producen cegueras temporales y la exposición crónica se asocia con mayor facilidad de desarrollar cataratas.
  • Hace más severas las quemaduras del sol y avejentan la piel.
  • Aumenta el riesgo de dermatitis alérgica y tóxica.
  • Activa ciertas enfermedades por bacterias y virus.
  • Aumentan los costos de salud.

Después de darnos cuenta de la gran variedad de consecuencias que pueden afectar nuestro estado de salud, debemos tomar conciencia y actuar para evitarlos.

Es por eso que se hace la recomendación del uso de bloqueador en esta época del año, de manera consecutiva. Una gran variedad de estudios han demostrado que el uso de protector solar ayuda a la piel a disminuir el impacto que tienen los rayos UV sobre ésta. El chequeo rutinario sobre los lunares que aparecen o tiene alguna molestia, ayuda a detectar de manera oportuna el cáncer.

Links de interés:

http://www.who.int/globalchange/es/

http://www.facmed.unam.mx/deptos/salud/…/cambioclimaticoysaludpublica.pd…